23 de Julio de 2017

6 señales de que estás matando a tu hígado lentamente y que puedes observar tu en piel, uñas y orina

6 señales de que estás matando a tu hígado lentamente y que puedes observar tu en piel, uñas y orina
  • El hígado y sus innumerables funciones

    El hígado es el segundo órgano más grande del cuerpo humano, y cumple muchas e importantes funciones, por lo que su mal desempeño o deterioro puede traer graves problemas a la salud.

    Una persona podría no darse cuenta de que su hígado está peleando contra un virus, el alcohol u otras sustancias dañinas porque las enfermedades hepáticas no manifiestan sus síntomas hasta que el órgano está seriamente dañado.

    En un artículo publicado por el Dr. Jake Liang, especialista en hígado e investigador de los NIH (National Institutes of Health), señala que "el hígado realiza un sorprendente conjunto de funciones que mantienen saludable" a la persona.

    Asimismo, detalla tres de estas funciones importantes:

    • Elimina las toxinas de la SANGRE

    • Transforma los alimentos en ENERGÍA

    • Ayuda a combatir las INFECCIONES

    De estas tres funciones básicas se desprenden otras que también son fundamentales como: la formación de bilis, la conversión de glucosa en azúcar, el almacenamiento de vitaminas, el procesamiento de hemoglobina e insulina, entre otras tareas. Un hígado puede seguir trabajando si una parte está afectada o extirpada, pero si deja de funcionar por completo la persona puede llegar a vivir sólo dos días.

  • Pon atención a estas 6 señales de advertencia

    Un hígado enfermo puede causar muchos trastornos o enfermedades como hepatitis A, B y C; cirrosis y cáncer de hígado. Todas estas complicaciones presentan síntomas similares, por lo que es muy importante estar atentos por si presentas uno o más de éstos y consultes de inmediato a un médico.

    • Ictericia: se presenta como una decoloración de la piel, un color amarillento en cuerpo y rostro provocado por la acumulación de bilirrubina en la sangre.

    • Picazón: el hígado ha dejado de depurar las toxinas, por lo que se acumulan y la sangre reacciona ante esto provocando acumulación de bilis debajo de la piel.

    • Equimosis: manchas de color púrpura en la piel provocadas por una deficiencia en la coagulación de la sangre.

    • Telangiectasias: conocidas como arañas vasculares, producto de lesiones vasculares.

    • Coloración en las uñas: las puntas de las uñas se tornan amarillentas; esto se debe a la retención de toxinas.

    • Cambio de color de la orina: la orina se torna de un amarillo más oscuro, también a veces puede presentar sangre.

  • La vena PORTA, el origen de estos síntomas

    Esta es una vena que se encuentra en la entrada del hígado y por donde pasa toda la sangre que viene del estómago, páncreas, bazo e intestinos, transportándola por el hígado para la depuración de las toxinas antes de llegar al corazón.

    Cuando el hígado se enferma se produce un endurecimiento de su tejido provocando la obstrucción de la vena Porta, lo que causa una congestión de sangre llamada hipertensión portal, la responsable de la mayoría de los síntomas de piel, uñas y orina, mencionados con anterioridad.

    Cuida a tu familia y previene a tus hijos de cualquier enfermedad hepática

    El Departamento de Enfermedades del Hígado de la Universidad Maimónides recomienda el uso de vacunas existentes como las de las hepatitis A, B para nuestros hijos, y advierten que "el hígado está dentro de un organismo, y como tal no es un compartimiento aislado. Sus complicaciones y el manejo de las mismas tienen relación con todo lo que está pasando en el organismo".

    Los doctores recomiendan tres acciones importantes para prevenir cualquier problema hepático:

    • Vacuna siempre a tus hijos para que no contraigan la hepatitis A y B

    • Cuida el peso corporal (no a la acumulación de grasas)

    • Evita las bebidas alcohólicas

    • Mantente bien hidratado

    Agua Genius Vitality es una excelente opción para tu familia, ya que posee nutrientes y vitaminas que desintoxican tu cuerpo, incluyendo a tu hígado, que junto con los riñones son los mayores depuradores de las toxinas que enferman.


  • Comentarios