23 de Noviembre de 2017

Alex Mejía halla su inspiración

Alex Mejía halla su inspiración
[email protected]
Cuando en 2008, el sonorense Marco Estrada debutó en Grandes Ligas con la franela de los Nationals de Washington, en California, Alex Mejía era la estrella del equipo de beisbol de la preparatoria El Camino Real, en Woodland Hills, California.
Casi 10 años después, Estrada y Mejía, —primos hermanos del lado materno—, comparten los diamantes del mejor beisbol del mundo al jugar con los Blue Jays y Cardinals, respectivamente.
Mejía debutó esta campaña. El 29 de junio de 2017, Alex tomó un turno por primera ocasión para cumplir el sueño que tuvo de niño y seguir con la tradición beisbolera de una familia que tiene raíces en México y Estados Unidos.
Mientras Marco Estrada nació en Ciudad Obregón y sus padres se afincaron en Sylmar, California, Mejía, de papá zacatecano y mamá sinaloense nació en la ciudad cercana a Los Ángeles, donde la gran mayoría de la familia se afincó.
“Me da mucho gusto jugar para México, o poder representar al país de origen de mi familia, pero también tengo orgullo por nacer en Estados Unidos”, señaló Mejía, quien formó parte de la selección mexicana que participó en el Pre Clásico Mundial de Beisbol 2016.
El infielder de los Cardinals forma parte de una interminable lista de jugadores de ascendencia mexicana que en los registros oficiales no llevan la bandera tricolor, pero que sienten ilusión por representar en competencias internacionales y en juegos de MLB a nuestro país.
“Ahora somos pocos mexicanos en Grandes Ligas, pero jugamos con mucho corazón. Siempre hay que ayudarnos sin importar si nacimos en México o Estados Unidos. A mí me sirvió mucho hablar con Adrián González cuando estuve con él en la selección, porque me enseño muchas cosas de cómo comportarse en el big show” , externó el short stop de la novena de San Luis.
Con Cardinals, Mejía heredó el jersey 54, que hasta la campaña pasada correspondía al lanzador tamaulipeco Jaime García.
Sus primeros juegos en Grandes Ligas han sido de adaptación para Mejía, quien en 28 turnos al bat ha conectado cuatro imparables, un cuadrangular e impulsado dos carreras para los Cardinals, que pelean por un boleto de comodín en la Liga Nacional.
Del papel que cumple su primo Marco como pitcher estelar de los Blue Jays, Alex calificó que todo el sacrificio que hizo desde la preparatoria ahora le reditúa en frutos deportivos y económicos.
“Trabajó mucho desde high school [preparatoria], nunca bajó los brazos, a pesar de que a veces las cosas no le salían bien. Marco me inspira”.

Comentarios