22 de Septiembre de 2017

Bleisure, la mezcla del placer con los viajes de negocio

Bleisure, la mezcla del placer con los viajes de negocio
Por Santiago Fernández
¿Quién dice que un viaje de negocios no puede ser un viaje de placer? Hoy los ejecutivos y los empresarios diseñan viajes inteligentes de manera que puedan cumplir sus objetivos de negocio, y también darse la oportunidad de conocer y disfrutar el destino al que estén viajando. Las entidades turísticas están conscientes de esto, por eso se creó el concepto: Bleisure (combinación de business and leisure, negocios y placer).
A pesar de los avances tecnológicos, y de que ya podemos tener reuniones virtuales con personas en cualquier parte del mundo, aún sigue siendo importante el contacto personal y presencial cuando se refiere a cerrar negocios o a tener juntas de estrategia muy importantes. Tan es así que, de acuerdo a un estudio realizado por American Express, el 82% de los viajeros de negocios aseguró que gracias a esto logran incrementar los ingresos de su compañía.
Ya sea a nivel directivo o gerencial, Bleisure incrementa también la lealtad de los empleados y disminuye la deserción laboral, y resulta incluso un recurso para los empleadores, quienes pueden ofrecerlo entre los beneficios no económicos como el home office o trabajo a distancia.
Bleisure tal vez podría definirse con una sola palabra: flexibilidad. Es más que solo una maleta extra, es una oportunidad de cumplir con una meta o compromiso personal mientras se atienden las obligaciones laborales. De hecho, según un estudio realizado en Estados Unidos1, 78% de los encuestados dijo que agregar unos días personales al viaje de negocios lo hacía más gratificante. Lo que indica que esta práctica llegó para quedarse.
Muchos de estos ejecutivos acercan el viaje de negocios al fin de semana para no tomar días de vacaciones, y sólo hacerse cargo de los gastos extra; cambios de fechas en los boletos de avión, hospedaje y alimentos.
Así como para vacacionar, la planeación en Bleisure es básica. Días antes de partir es necesario organizar agendas. Comparto algunas recomendaciones que me han sido útiles como viajero frecuente:
Llegar días antes de la reunión es una manera excelente de estar enterado sobre temas locales. De esa forma las conversaciones serán más amenas, ya que se tendrán temas para discutir con los clientes y resultarán juntas más fluidas y empáticas.
Bleisure es una tendencia que seguirá tomando fuerza, gracias en gran medida a las nuevas modalidades de trabajo remoto, y al interés y empuje de la generación millennial, y seguramente de las que están por venir.
Los ejecutivos que viajan con frecuencia ahora cuentan con un motivador adicional.
Texto escrito originalmente para Alto Nivel, con quien Entrepreneur en Español tiene un acuerdo de intercambio de contenido.

Comentarios