23 de Noviembre de 2017

Las mejores posturas para después del parto son:

Las mejores posturas para después del parto son:
Cuando se reanudan las relaciones sexuales completas se aconseja recurrir a posturas que permitan controlar el ritmo y la profundidad de la penetración. De este modo se atenúan las molestias y se evita el miedo a sentir.
La mujer está recuperada, pero la vagina puede estar aún muy sensible, tras la reciente maternidad.
1.- La pareja puede colocarse el uno frente al otro; o el hombre se puede colocar detrás de la mujer, la penetración no será profunda y los movimientos serán suaves, debido a la propia postura.
2.- La mujer de rodillas sobre su pareja: se trata de la postura del misionero tradicional, pero con ella encima. Esto permite a la mujer controlar el ritmo y la profundidad de la penetración, evitando así miedos y molestias, esta postura puede variarse y el hombre puede sentarse también, con la mujer sentada encima.
Además, ambas posiciones son ideales para evitar que la mujer soporte el peso de su pareja y sufra la comprensión de los senos.
Para retomar el sexo tras el parto en las mejores condiciones, existen ejercicios que ayudan a recuperar el tono y la sensibilidad de la zona genital. Se recomienda realizarlos cada día y se pueden hacer incluso después de una cesárea, cuando la herida esté bien cicatrizada.
Recostada sobre la cama con las rodillas flexionadas, ligeramente separadas, y con la cabeza apoyada en una almohada, contrae los músculos y después elévalos. Respira, metiendo hacia dentro los músculos abdominales y apretando la espalda contra el colchón.
Cuenta hasta cinco e inspira lentamente mientras vuelves a la posición de partida, al principio repite el ejercicio cinco veces y, en los días posteriores, aumenta de forma gradual el tiempo de contracción abdominal descrita anteriormente.
En la misma posición, contrae los músculos del ano durante diez segundos y después relájalos. A continuación, contrae los músculos de la vagina (como si sujetases un tampón que se está saliendo), mantén la contracción durante diez segundos y después relájalos.
Repite el ejercicio diez veces, alternando las contracciones con las pausas de relajación.

Comentarios