23 de Noviembre de 2017

 Embellecer y organizar con bibliotecas y estanterías

Pueden estar en cualquier ambiente. Su estilo va del clásico al vanguardista. Embellecen y aportan orden.
Decorar las estanterías es todo un arte que merece detenernos, aprender, hacer un estudio en profundidad, chequear y actuar.
Desde las propuestas más artesanales y exclusivas, hasta las alternativas industriales, proveen un universo infinito de posibilidades para que se conviertan en un elemento decorativo, además de práctico.
Para quienes se sienten un poco perdidos y abrumados ante una pared limpia de detalles, la propuesta de una estantería servirá para ayudar al orden y a su vez a crear un ambiente agradable.
¿En que debes pensar primero? Para empezar hay que buscar los habitantes naturales de las estanterías: los libros.
Los asesores de la empresa FinishBuild señalan que las estanterías por definición ayudan a dar el orden correcto a la biblioteca de los habitantes de la viivienda u oficina. Incluso, en el caso de que el inventario sea diverso y abundante, se pueden utilizar varias paredes y hacer una distribución por temas o por propiedad: Los de ella, los de él y los de ellos (los hijos).
Pero si cree que no tiene suficientes libros para llenar la estantería, existen opciones que son complementarias.
En estos casos la idea es escoger aquellos ejemplares que sean más vistosos y cuyas tapas puedan brindar un elementos atractivo para quienes lleguen al espacio donde se decidió colocar la estantería.
Luego de este paso, los expertos de Decostylezone sugieren intercalar, entre los ejemplares, piezas decorativas que vayan con el estilo de la estancia. También indican que un toque verde siempre será bienvenido en una estantería, bien sea, al lado de un libro o complementando.
Una de las ventajas de las estanterías es que pueden aprovechar la altura y así ayudar a darle espacio a las habitaciones, salas o corredores en donde se decidió colocarlas.
En el caso que se utilicen las de tipo industrial, existen ideas muy prácticas con elementos propios de dicho estilo y que son accesibles al bolsillo. Hoy se asume como tendencia que puede estar en cualquier ambiente del hogar.
Las estanterías metálicas son muy útiles como mueble de almacenaje y organización en los dormitorios, y no distinguen entre adultos o niños. Son igual de eficientes.
Existen opciones industriales con las que se pueden aprovechar los rincones y así optimizar los espacios, a la vez de aprovecharlas para colocar detalles ornamentales, según señalan los especialistas del portal Womenandhomerepublic.
Finalmente en el baño son de inestimable ayuda, ya que sirven como instrumento para almacenar las toallas, frascos y botellas aprovechando el espacio.
GF/EDC

Comentarios