26 de Mayo de 2018

Otra mirada a The Beatles

Otra mirada a The Beatles
[email protected]
Music es great: Sgt. Pepper a través de la lente, que se inaugura esta tarde en el Lunario, será un viaje en el tiempo tanto para los fans como para quienes apenas descubren la historia de The Beatles, dice Adam Cooper, hijo de Michael Cooper y quien funge como curador de la muestra.
La exposición, agrega, recopila el trabajo captado por la lente de Michel Cooper.
“Es muy especial debido al 50 aniversario de este álbum (Sgt pepper lonely hearts club band) y sentí que era el momento adecuado para hacerlo. Nunca había exhibido todo lo relacionado con Sgt.Pepper antes y quise traerla a Latinoamérica y obviamente México es una de las ciudades más importantes; estoy muy feliz y honrado de que por fin esté sucediendo”.
Cooper reconoce que hay una carga emocional y personal muy grande en unas cuantas fotografías.
“Amo cada una de las variaciones del color en todo el álbum. Esencialmente en esta exhibición quise concentrarme en el trabajo de los Beatles y el Sgt. Pepper, lo que hicimos en esta ocasión es que mostraron otra cara, les mostraremos cómo fue hacer el álbum, las imágenes en cada show y poco a poco vas viendo cómo todo va tomando forma.
La muestra, explica, está integrada por las figuras del Madame Tussauds, que se fueron combinando; también hay fotos en color, así como una amplia gama de imágenes en blanco y negro que su papá tomó del cuarteto de Liverpool en el set y que dan una idea de cómo era elaborada la tapa de un álbum en los años 60.
“Las compañías disqueras pagaban alrededor de 30 libras para producir la portada de un álbum, y con este disco gastaron 83 mil, era considerada una de las aportadas más caras.
“La intención de hacerlo así no era para hacer dinero, sino porque existía este concepto y fue un álbum muy revolucionario en ese aspecto”.
Además de curador y dueño de la colección, Cooper dice que se convierte en el representante del nombre de su padre, quien tenía muchas cualidades como fotógrafo.
“Primero que nada, tanto de The Beatles como de los Stones, era amigo primero y fotógrafo después y eso le permitió involucrarse en situaciones donde la mayoría de fotógrafos nunca tienen permitido”.
Por ejemplo, agrega, posee 3 mil 500 fotografías de los Rolling Stones en situaciones “muy raras”.
“El estilo de fotografía era de un documental. Estaban juntos las 24 horas del día los siete días de la semana y siempre cargaba consigo su cámara Nikon y siempre estaba listo para disparar", recuerda.
El hecho de tener un padre como el suyo le permitió a Adam vivir cosas que pocas personas pueden contar, como estar en una foto con The Beatles mientras hacían Sgt. Pepper o una captura de Mick Jagger cargándolo en sus brazos cuando tenía cuatro años, momentos que hasta el día de hoy Adam recuerda con gran cariño.
“Cuando tienes cuatro años, la gente famosa no significa nada para ti, eran amigos de la familia, los he conocido toda la vida y para mí todo era muy normal”.

Comentarios