11 de Diciembre de 2017

Para reducir las molestias por la episiotomía, también puedes aplicar hielo, anestésicos locales en forma de aerosol o tomar analgésicos.

Para reducir las molestias por la episiotomía, también puedes aplicar hielo, anestésicos locales en forma de aerosol o tomar analgésicos.
Después de practicarse una episiotomía, para refrescar y descongestionar los genitales externos puedes efectuarte aplicaciones de agua fría con una infusión de hamamelis (una cucharada de hojas y corteza seca hervidas en agua durante unos diez minutos).
Para disminuir el posible ardor y picazón, puedes rociarte los genitales con agua fría, para ello utiliza el teléfono de la ducha o bien aplícate un chorrito de agua directamente de un recipiente, mientras estás sentada en el inodoro.
Después de haber defecado, es necesario que te limpies con papel higiénico muy suave, lavándote a continuación con agua fría.
A la hora de lavarte, debes tener en cuenta que en el mercado existen productos expresamente estudiados para la higiene íntima que ayudan a aliviar el dolor y a reducir la inflamación.
Estos productos tienen un ph fisiológico, que en la vagina es de entre 3.8 y 4.5, y contienen sustancias antiinflamatorias, calmantes y refrescantes.
Las molestias, que suelen cesar al cabo de unos días, se deben a la cicatrización, por lo general el malestar desaparece al retirar los puntos de sutura.

Comentarios